¿Qué es el Síndrome del Edificio Enfermo?

En el apartado Noticias de nuestra nota de blog «Los beneficios de adecuar tus instalaciones bajo el concepto de oficina saludable« te contamos la importancia y los beneficios de los espacios de trabajo saludables. En esta nota, queremos profundizar en su opuesto. Cuándo un edificio se encuentra enfermo, cuáles son sus características y la importancia de su erradicación.

¿Qué deseas saber?

Concepto de Espacio Saludable.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emplea el término ‘espacio saludable’ para definir los lugares que presentan protección ante riesgos de salud y en los que inciden factores ambientales, colectivos y personales.

Trasladando esta definición al ambiente laboral, afirmamos que un espacio saludable es aquel donde se aplican los criterios necesarios para conseguir el bienestar físico y mental de sus ocupantes, propiciando sentimiento de pertenencia, seguridad y privacidad.

Efectivamente, un espacio de trabajo saludable propicia un buen ambiente laboral y una mejora en la salud de los empleados, incidiendo de forma directa en:

  • La productividad de la empresa.
  • Retorno de la inversión.
  • Mayor satisfacción y felicidad en el trabajo
  • Mayor facilidad para atraer y retener talento, clientes e inversores.

Asimismo, las empresas que se preocupan por la salud de sus empleados y clientes, aportan valor a su filosofía empresarial, que mejora notablemente la imagen corporativa.

En el lado opuesto, encontramos el concepto de Edificio Enfermo.

Concepto de Edificio Enfermo.

Se conoce como Síndrome del Edificio Enfermo (SEE) al conjunto de sintomatologías y enfermedades originadas o estimuladas por múltiples factores, entre ellos la mala calidad y circulación del aire en los espacios cerrados, la presencia de campos electromagnéticos y una incorrecta iluminación.

Hay edificios que nacen enfermos. Otros, se van contaminando y enferman como consecuencia de proyectos de remodelación causando efectos tanto físicos como psicológicos a sus ocupantes. Los más frecuentes son:

  • Irritación de ojos, nariz o garganta.
  • Sequedad en mucosas y piel.
  • Eritemas (Erupciones cutáneas)
  • Hipersensibilidades inespecíficas.
  • Náuseas, mareos y vértigos.
  • Dolor de cabeza o fatiga mental.
  • Elevada incidencia de infecciones respiratorias y resfriados.
  • Estrés.
  • Cansancio.
  • Insomnio.
  • Depresión.
  • Ansiedad.

Por esta razón, en Peqpeq nos ocupamos de mejorar la salud de tu espacio de trabajo. Para saber si el lugar de trabajo es un espacio saludable, observamos, analizamos y redefinimos esos factores que afectan directamente a la salubridad del espacio, tales como la iluminación, la acústica, la ocupación del espacio, la climatización y calidad del aire.

La incidencia de un Edificio Enfermo en la actualidad.

El tema de espacios saludables es de actualidad por lo cual se están realizando multitud de estudios a diferentes niveles.

  • La legislación europea en salud laboral y medio ambiente establece que los empresarios deberán garantizar la vigilancia específica de la salud, así como informar, formar, consultar y hacer participar a todas las personas que trabajan en sus empresas de las evaluaciones de riesgos.
  • Según las últimas investigaciones (INSHT; NTP 289: Síndrome del Edificio Enfermo: Factores de riesgo), las características de los sistemas de ventilación en los edificios son la causa de algunos de los síntomas que padecen las personas con el Síndrome del Edificio Enfermo (SEE).
  • Trabajar en un espacio no saludable repercute en los trabajadores y/o visitantes. El 13% de las personas que visitan un espacio mal acondicionado acústicamente no volverán a repetir en ese establecimiento. Asimismo, existen datos de empleados que reconocen ansiedad cuando la zona de trabajo es ruidosa.
  • La Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo (ENWHP) ha determinado que, por cada euro invertido en la salud y el bienestar de los trabajadores, genera un retorno medio de 6 euros.
  • Las empresas que han hecho de una Oficina Saludable su centro de actividad, están reduciendo sus gastos de personal por ausentismo o baja laboral e incrementando su capacidad para atraer y retener el talento.

¿Qué sectores están más afectados por esta particular forma de “contaminación”?.

Cualquier espacio, independientemente de su uso, se ve afectado por todos estos factores que comentamos previamente. Sin embargo, creemos que las oficinas se ven especialmente afectadas ya que, al fin y al cabo, es el lugar donde invertimos la mayor parte del tiempo durante la semana.

Según un estudio de WorkMeter sobre la Gestión de tiempo en el trabajo, la mayoría de trabajadores, en promedio, ocupamos 9 horas con 19 min diarias, de las cuales trabajamos un tiempo activo real de 7 horas y 12 minutos si excluimos tiempo dedicado en pausas, interrupciones, almuerzos, etc.

También debemos tener en cuenta que esta forma de “contaminación” no es perceptible a simple vista todo el tiempo. En muchos de los casos los empleados están expuestos a condiciones no saludables sin saberlo.

Estas condiciones poco saludables pueden estar en cosas tan sencillas como:

  • una iluminación inadecuada originada por la entrada excesiva de luz natural o deficiente luz artificial,
  • un sistema de ventilación que no cuente con renovación de aire para expulsar las partículas del espacio interior o simplemente extraer el ya contaminado,
  • mobiliario no diseñado para un uso de 8 horas consecutivas o que garantice la ergonomía,

Y también pueden estar en otras condiciones más específicas como:

  • la calidad y la cantidad de partículas finas en el aire,
  • la radiación que generan los aparatos eléctricos, o incluso
  • la temperatura y humedad dentro del espacio.

Que. aunque no lo parezca, todos estos factores son capaces de potenciar o disminuir el rendimiento y la eficiencia de los trabajadores dentro de la oficina.

Por eso mismo, en Peqpeq nos ocupamos de hacer este tipo de análisis y es nuestro principal foco de investigación en los espacios de oficina para poder, con el apoyo de sus directivos y propietarios, dar inicio a un proceso de transformación: de edificios enfermos o contaminados, a espacios saludables. Asimismo, nos hace mucha ilusión que haya un “efecto contagio” hacia el resto de sectores y actividades.

En Peqpeq, ayudamos a empresas e instituciones a valorar qué opciones son las más saludables en el diseño y la adecuación de un espacio.⁣

Ofrecemos un servicio integral de arquitectura y construcción para analizar, detectar y corregir las carencias y los problemas que presentan los espacios de trabajo, para transformarlos en espacios saludables.⁣

🔹¿Qué espacio necesitas mejorar? ¡Contacta con nosotros!

  • 📞Tel: +34 689 73 30 55
  • 📧Mail: info@peqpeq.es⁣
  • 📌Web: www.peqpeq.es
  • 📲 FB/IG: @peqpeq.es

COMPARTIR ESTE POST

Compartir en facebook
Compartir en Facebook
Compartir en twitter
Compartir en Twitter
Compartir en linkedin
Compartir en LinkedIn
Compartir en pinterest
Compartir en Pinterest

POSTS RELACIONADOS

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad