La nueva normativa de teletrabajo, ¿Cómo me afecta?

Si te preguntas cómo puede afectarme la nueva normativa de teletrabajo, este post es para ti. Te contamos en qué consiste el Real Decreto-ley 28/2020 publicado el 23 de septiembre de ese mismo año, qué regula el teletrabajo, y si debes tenerlo en cuenta.

¿Qué deseas saber?

¿Cuál es la nueva normativa del teletrabajo?

El hecho de que España haya estado siempre a la cola de Europa respecto al teletrabajo, con una media del 7% de trabajadores que teletrabajan, respecto al 17% de media de la Unión Europea, ha hecho necesaria la implementación de una nueva normativa de teletrabajo. Ya que desde que empezó la pandemia, son muchas las empresas que se han sumado al cambio, empezando a ejercer el trabajo a distancia. De hecho, durante los meses de confinamiento, esta cifra superó el 30%. Y desde entonces, muchas organizaciones han apostado por continuar con este modelo de trabajo.

Todo parece apuntar que por fin nos movemos a un entorno laboral flexible, que intenta conciliar la vida familiar con la labor. Y también, que se adapta a las necesidades de cada trabajador en cada momento… Pero, ¿qué dice realmente esta nueva ley?

La nueva normativa de teletrabajo se queda corta respecto al anterior decreto, ya que no son muchos los cambios que aparecen. El punto más importante es el endurecimiento de sanciones para las empresas que no cumplan la obligación de firmar el acuerdo de teletrabajo obligatorio.

Las personas que ejerzan el teletrabajo, deberán tener los mismos derechos, condiciones laborales, retribución, promoción y conciliación que el personal que acude físicamente al espacio de trabajo. Entonces, no se podrán pactar las condiciones que se pactaron en el contrato, especialmente en lo referido a salario y jornada.

¿Me afecta la nueva Normativa del Teletrabajo?

La nueva normativa de teletrabajo tan sólo afecta a los trabajadores en régimen general. Además, para que se considere ‘teletrabajo’, al menos un 30% de la jornada laboral deberá seguir esta modalidad dentro de un periodo de referencia de tres meses, o el porcentaje que equivale según la duración del contrato. En este sentido, se entiende como teletrabajo aquel que se lleva a cabo con el uso de sistemas informáticos o telemáticos.

Por otro lado, aquellos trabajadores que tengan menos de 18 años, que tengan un contrato de prácticas y de formación, ahora podrán teletrabajar siempre que al menos el 50% de la jornada sea presencial.

La obligatoriedad de firmar un acuerdo para el teletrabajo

Trabajar a distancia será algo opcional y voluntario, tanto para empresas, como trabajadores. Si finalmente se llega a un acuerdo, debe existir un acuerdo previo firmado entre ambas partes.

El acuerdo deberá deberá formalizarse por escrito antes de empezar a teletrabajar, y se podrá incluir en el contrato inicial o en un anexo posterior. En este documento tendrán que aparecer las condiciones del nuevo modelo de trabajo y del acuerdo al que han llegado las dos partes.

Por parte de la empresa, tendrá que entregar una copia de estos acuerdos de trabajo a distancia al representante legal de los empleados antes de diez días y que este firme para dejar constancia de la entrega. Después, también será necesario remitir una copia del acuerdo firmado a la oficina de empleo.

No formalizar por escrito este contrato de trabajo o no formalizar el acuerdo de trabajo a distancia en los términos de la norma, pasa a considerarse una infracción grave.

Gastos del teletrabajo, a cargo de las empresas

Los trabajadores que opten a esta modalidad, tienen derecho a que la empresa le facilite los medios necesarios para trabajar a distancia.

El artículo 12 de la normativa de teletrabajo menciona que la empresa debe compensar los gastos del teletrabajo.

Por tanto, los teletrabajadores no tendrán que asumir los costes que conlleva la adquisición de las herramientas necesarias para llevar a cabo su actividad laboral a distancia.

Espacios de trabajo pensados para teletrabajar

El ambiente laboral sigue siendo importante, se trabaje en la oficina de la propia empresa, en un espacio de coworking o en el hogar.

Por eso en Peq Peq te ayudamos a diseñar espacios de trabajo saludables y entornos laborales flexibles, que se adaptan a las necesidades de cada actividad laboral.

COMPARTIR ESTE POST

Compartir en facebook
Compartir en Facebook
Compartir en twitter
Compartir en Twitter
Compartir en linkedin
Compartir en LinkedIn
Compartir en pinterest
Compartir en Pinterest

POSTS RELACIONADOS

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad