Calidad de aire y climatización

El arte del bienestar es parte del arte de trabajar.

Proporcionamos un enfoque integral que aporta salud y confort al espacio de trabajo.

salud + confort = bienestar al espacio de trabajo.

Acondicionamos el acceso a un aire de calidad, libre de tóxicos y malos olores, sin descuidar el confort térmico mediante el control de la temperatura y la humedad relativa.

Porque trabajar a gusto es un placer.

Las personas pasamos el 90% de nuestro tiempo en espacios interiores. La calidad del aire que respiramos y que forma parte del espacio en el que nos encontramos es un aspecto que requiere especial atención.

Desde la contaminación del aire exterior que entra al interior del espacio, hasta las partículas que conllevan la propagación de virus y
bacterias, afectan a la calidad del aire en el entorno de trabajo.
Habitar en un espacio sin tóxicos ni alérgenos no solo relaja el sistema nervioso y libera la mente, sino que previene de una serie de patologías o dolencias como dolor de cabeza, deshidratación y problemas respiratorios (asma, alergias, rinitis, neumonías y
bronquitis).

Por estas razones, entre otras, la creación de un espacio saludable con un ambiente de aire limpio y renovado es esencial para proteger la salud de los trabajadores y clientes, en las oficinas.

Porque el confort térmico hace al clima laboral

Las personas pasamos una media de 8 horas diarias en nuestro entorno de trabajo cerrado. Esta razón nos lleva a entender que el espacio de trabajo debe ser un lugar de confort donde los trabajadores y clientes se sientan cómodos para realizar sus tareas.

Encontrarnos en un entorno cálido cuando la temperatura exterior es fría, o en un entorno fresco cuando fuera de la oficina hace calor; es algo tan simple e importante que a veces no se le da el valor que corresponde. Sin embargo, es un factor muy importante para
aumentar la productividad del trabajador, reducir el consumo eléctrico y evitar problemas en la salud (respiratorios, sequedad nasal, picor de ojos, y dolor de cabeza).

Es por ello que valoramos el tipo de equipo de climatización utilizado, sus características de eficiencia y estado de mantenimiento. Medir, regular y controlar la climatización consigue dar a un espacio cerrado las condiciones óptimas en la ventilación,
calefacción, refrigeración y humedad relativa.

Desde Peqpeq queremos aportar nuevas formas de acondicionar los espacios de manera más ecológica, saludable y respetuosa con el medio ambiente.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento.    Más información
Privacidad